Receta de tortilla de patata con cebolla caramelizada y queso de cabra
Huevos y quesos,  Recetas a mano,  Segundos platos

Tortilla de patata con cebolla caramelizada y queso de cabra

Ya veréis que buena está esta tortilla de patata con cebolla caramelizada y queso de cabra. Es una de las tortillas más sabrosas que vas a probar.

No os miento si os digo que la tortilla de patata con cebolla caramelizada y queso de cabra es una de mis tortillas favoritas. ¡Está divina!

Desde que la probaron, mis amigos me piden la tortilla de cebolla caramelizada y queso de cabra cada vez que vienen a casa a comer o cenar. ¡Y no es para menos! Es una delicia, como os digo.

 

Yo soy muy fan del queso de cabra y de la tortilla de patata por eso no es de extrañar que me encante la tortilla de patata con cebolla caramelizada y queso de cabra. Hay mucha gente a la que no le entra en la cabeza hacer modificaciones en la tortilla de patata pero de verdad que se están perdiendo auténticas maravillas. A mi la tortilla de patata tradicional me encanta pero hacer variaciones de vez en cuando también me gusta mucho. A parte de esta tortilla de patata con cebolla caramelizada y queso de cabra, os he traído también estas recetas de tortilla de patata en el blog: Tortilla de patata rellena de jamón y queso, Tortilla de patata y chorizo, Tortilla de patata light, Tortilla de patata con bacalao y cebolla caramelizada, y la Tortilla paisana . Todas ellas están buenísimas y os recomiendo probarlas.

Ahora si quieres aprender a preparar esta receta, te dejo el vídeo que preparé para mi canal de Youtube. Pero debajo también te dejo los ingredientes y la preparación escritos.

 

 

Tiempo de preparación Raciones Dificultad
1 hora 8 Media

 

Ingredientes

  • 2 cebollas medianas moradas o 3 cucharadas de cebolla caramelizada ya hecha
  • 800 gr de patatas
  • 6 huevos
  • 120 gr de rulo de queso de cabra
  • Aceite de oliva y/o de girasol (si os gusta más hacer las patatas con él porque sabe más suave)
  • Sal

 

Preparación

  • Primero, vamos a empezar preparando la cebolla caramelizada casera si no la vais a usar de compra. Para ello, picamos las dos cebollas en cuadraditos pequeños. Las llevamos a una sartén con un buen chorro de aceite de oliva y dejamos que se vaya haciendo a fuego medio-bajo (yo la pongo al 3 de la placa de inducción), removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a transparentar, le añadimos un poco de sal al gusto. Dejamos que se haga a la misma temperatura, removiendo de vez en cuando, hasta que se vuelva marrón y tenga un gusto dulzón. Esto nos llevará aproximadamente 55 minutos.
  • A mitad de cocción de la cebolla, vamos a empezar a hacer las patatas. Las cortamos a la mitad longitudinalmente, esa mitad nuevamente a la mitad y hacemos láminas finas de aproximadamente 1 cm de grosor. Vamos poniendo las patatas ya cortadas en un bol y, cuando estén todas cortadas, las salamos al gusto.
  • Las vamos a ir haciendo en una sartén grande con abundante aceite caliente (yo uso de girasol porque sabe más suave la tortilla) y las vamos a cocinar a fuego medio-alto (en este caso lo pongo la 7) hasta que las patatas se ablanden y alguna se haya dorado, también dándoles alguna vuelta a mitad de cocción para que las de arriba se hagan igual que las de abajo.
  • Cuando las patatas estén casi listas, batimos 6 huevos con un poco de sal en un bol. Escurrimos las patatas y las añadimos al huevo. Añadimos también la cebolla caramelizada, que yo escurro primero para eliminar el exceso de aceite, y el queso de cabra sin piel, desmigajado. Mezclamos todo bien y, de esta manera, el queso de cabra se irá derritiendo con el calor residual de las patatas para así encontrarlo en toda la tortilla.
  • Vamos a cuajar la tortilla en una sartén antiadherente con un chorrito de aceite a fuego medio (al 6 aprox.). Cuando esté cuajada de un lado, le damos la vuelta con un plato o un vuelcatortillas para que se cuaje por el otro. El tiempo de cuajado depende de como os guste. Yo no la cuajo demasiado pero para saber si está cuajada o aún no, la podemos apretar con la mano y si vemos que está blanda es que aún no está muy cuajada. Cuánto más apretada esté, quiere decir que más cuajada estará.
  • La servimos caliente, templada o fría porque de todas las maneras está deliciosa.

 

Quizás también te interese:

 
Ahora puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook ‘Recetas de cocina fáciles y deliciosas: postres, comida, Thermomix…‘ y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡Pero también podéis compartir vuestras propias recetas!
 

Mis redes sociales:

 

2 Comments

  • Virginia

    Hola me gustaría recibir información cada vez que tuvieras nuevas recetas incluyendo recetas de mambo, me gusta mucho como explicas las recetas y lo fáciles que las haces. muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *