Receta de croquetas de espinacas y queso de cabra
Aperitivos,  Entrantes,  Entrantes y aperitivos,  Huevos y quesos,  Recetas a mano,  Verduras y hortalizas

Croquetas de espinacas y queso de cabra

Aprende a preparar unas deliciosas croquetas de espinacas y queso de cabra con esta receta paso a paso. ¡Quedan divinas!

 

Las croquetas son uno de mis entrantes favoritos. Desde muy pequeña las pido siempre que voy a comer fuera con mis padres. ¡Me encantan! Y estas de espinacas y queso de cabra están de vicio.

 

Sin duda, estas croquetas de espinacas y queso de cabra son de las mejores que he probado últimamente. Además, son aptas para vegetarianos.

 

Hacer croquetas no es difícil pero si que nos lleva bastante tiempo. Para darles forma, que es lo más tedioso, yo tengo mis truquitos. Antes les daba forma con una manga pastelera de boquilla ancha, formaba un rulo con ella y con el cuchillo las iba cortando. Pero ahora utilizo el Set M Press de Tupperware (o coloquialmente llamado ‘croquetero’ de Tupperware) que descubrí hace poco. ¡Es mucho más fácil! Además de que hay boquillas para bastantes más cosas: nuggets, galletas, palitos de pescado… Llevaba tiempo detrás de él y no me ha defraudado. Hay gente que les da forma con dos cucharas pero a mi así nunca me ha salido…

 

 

Ya os había enseñado unas pocas recetas de croquetas: croquetas caseras de jamón, croquetas de cecina y queso de cabra en Thermomix y croquetas de queso azul con Thermomix. Pero estas croquetas de espinacas y queso de cabra son de las que más me gustaron. ¡Aunque todas me gustan! Ya os digo que soy muy muy muy pero que muy croquetera…

 

Ahora si quieres aprender a preparar esta receta, te dejo el vídeo que preparé para mi canal de Youtube. Pero debajo también te dejo los ingredientes y la preparación escritos.

 

 

Tiempo de preparación Raciones Dificultad
1 hora + reposo 20 unidades Media

 

Ingredientes

Para el relleno:

  • 100 gr de harina
  • 600 ml de leche entera templada
  • ½ cebolla
  • 150 gr de espinacas
  • 100-120 gr de rulo de cabra sin piel
  • 40 gr de mantequilla
  • 30 gr de aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra

Para rebozar:

  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Más harina para rebozar

 

Utensilios: varillas metálicas de mano, manga pastelera con boquilla ancha o Set M Press de Tupperware, tupper o fuente de cristal.

 

Preparación

  • Primero, picamos la cebolla muy finita. En una sartén con un poco de aceite (no contabilizada en los 30 gr) vamos a pochar la cebolla con una pizquita de sal a fuego medio-bajo para que no se nos queme. De vez en cuando le iremos dando vueltas para que no se queme.
  • Mientra se hace la cebolla, ponemos un cazo al fuego con la mantequilla y el aceite. Cuando la mantequilla se derrita, añadimos la harina, la empapamos bien en la grasa y dejamos que se dore a fuego medio bajo unos 2 minutos para que no sepa a crudo.
  • Después, vamos añadiendo la leche poco a poco, removiendo constantemente con unas varillas metálicas y esperando a que esté totalmente integrada para añadir el siguiente chorro de leche. Una vez que hayamos integrado toda la leche, añadimos un poco de sal, nuez moscada y pimienta negra. Seguimos removiendo hasta que espese la masa.
  • Cuando la masa empiece a espesar añadimos el queso de cabra y lo mezclamos bien. Ponemos el fuego bajo y vamos a saltear las espinacas.
  • Mientras preparábamos la masa de las croquetas, la cebolla ya se habrá pochado (¡recordad darle algunas vueltas mientras hacéis la masa para que no se queme!). Subimos el fuego a medio alto y añadimos las espinacas. Las salteamos durante 2 minutos hasta que estén bien blanditas.
  • Añadimos las espinacas a la masa de las croquetas y volvemos a subir el fuego a medio bajo. Removemos con las varillas constantemente hasta que la masa espese por completo. El espesor de la masa debe de ser tal que cuando removemos con las varillas, la masa tarda unos segundos en volver a su posición.
  • Pasamos la masa a un tupper o una fuente de cristal, tapamos con film transparente tocando la superficie de la masa para que no críe costra y dejamos que se enfríe antes de meterla a la nevera. Después, la tendremos un mínimo de 4 horas en la nevera.

Rebozado y fritura:

  • Una vez fría, damos la forma deseada a las croquetas (más arriba os comenté varias formas de hacerlo). Intentaremos que sean todas del mismo tamaño. Las rebozamos pasándolas primero por harina, después por huevo batido y por último por pan rallado.
  • Las freímos en abundante aceite caliente, a fuego medio-alto, hasta que el rebozado se haya dorado.
  • Por último, las servimos calientes.

 

Nota: una vez rebozadas, no tenéis por qué freírlas inmediatamente. Si las vais a consumir en las próximas 48 horas las podéis reservar en la nevera y si no las podéis congelar. En el momento en el que queráis comerlas las freís como os he indicado. Si las habéis congelado no hace falta descongelarlas para freírlas.

 

Quizás también te interese:

 
Ahora puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook ‘Recetas de cocina fáciles y deliciosas: postres, comida, Thermomix…‘ y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡Pero también podéis compartir vuestras propias recetas!
 

Mis redes sociales:

 

Otras recetas que te pueden interesar:

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *