Receta de flamenquines de pollo con jamón y queso
Carnes y aves,  Recetas a mano,  Segundos platos

Flamenquines de pollo con jamón y queso

Los flamenquines de pollo con jamón y queso son un plato fácil y buenísimo. Son ideales para hacerles a los más peques de la casa porque les van a encantar.

Llamamos a estos rollitos de pollo flamenquines de pollo con jamón y queso por la forma que tienen ya que nos recuerda al flamenquín cordobés, aunque son diferentes.

 

Me encantan las recetas con pollo y se que a vosotros también os gustan porque suelen ser de las que más veis. Hoy es el turno de los flamenquines de pollo con jamón y queso. Esta receta es bastante rápida y fácil de hacer y es ideal para preparar para toda la familia, sobre todo para los niños. Aunque es una receta que está mejor caliente, es verdad que se puede comer frío por lo que también se podría llevar en tupper al trabajo, al campo, a la playa… ¡A mi me encantan!

Ahora si quieres aprender a preparar esta receta, te dejo el vídeo que preparé para mi canal de Youtube. Pero debajo también te dejo los ingredientes y la preparación escritos.

 

 

Tiempo de preparación: 20 minutos

Raciones: variable

Dificultad: media

 

Ingredientes

  • Filetes de pollo (1 por cada flamenquín)
  • Queso en lonchas
  • Jamón York en lonchas
  • Sal
  • Huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite para freír

 

Preparación

  • Primero, ponemos un filete de pollo entre papel vegetal y lo golpeamos con una maza o con un rodillo de cocina para hacerlo lo más fino posible. Si se rompiera un poco no pasaría nada ya que va enrollado. Hacemos esto con tantos filetes como flamenquines queramos hacer.
  • Ahora, salamos los filetes por ambos lados y, encima de uno de los lados, ponemos una loncha de queso y una de jamón york, cortándolas en trozos para ajustarlas al filete si fuera necesario. Vamos a dejar uno de los extremos del pollo sin relleno porque al enrollar se nos irá subiendo un poco el relleno. Vamos a enrollar el filete hasta tener un rollito relleno del jamón y el queso que habíamos puesto encima.
  • Rebozamos los rollitos pasándolos primero por pan rallado, luego por huevo batido y, finalmente, por pan rallado, procurando que quede bien rebozado por todos lados.
  • Freímos los flamenquines en abundante aceite caliente, a temperatura medio alta, hasta que estén dorados por todos lados, dándoles vuelta de vez en cuando.
  • Una vez los tengamos bien dorados, los sacamos a un plato con papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite.
  • Servimos los flamenquines calientes, aunque se pueden comer también fríos.

 

Quizás también te interese:

 
Ahora puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook ‘Recetas de cocina fáciles y deliciosas: postres, comida, Thermomix…‘ y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡Pero también podéis compartir vuestras propias recetas!
 

Mis redes sociales:

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *