Receta de tarta de turrón sin horno
Postres,  Recetas a mano,  Recetas dulces,  Tartas

Tarta de turrón sin horno

Si os gusta el turrón blando, tenéis que probar esta tarta de turrón sin horno. Una receta fácil y que está deliciosa.

Si te gusta el turrón, tienes que probar a hacer esta tarta. Es muy sencilla y no necesitas horno para prepararla.

Si eres un amante del turrón blando, tienes que probar a preparar esta tarta de turrón sin horno. Es una receta súper fácil de hacer e ideal para estas fiestas. Además, es una forma diferente de comer turrón si estáis cansados de comerlo solo. Hay muchas recetas para hacer con turrón pero sin duda esta es una de las más sencillas y de las que estoy segura de que vais a disfrutar muchísimo. ¡Espero que os guste!

Ahora, si quieres aprender a preparar esta receta te dejo el vídeo que preparé paso a paso para mi canal de Youtube, pero debajo también te dejo los ingredientes y la receta escrita.

Tiempo de preparación: 15 minutos + reposo

Raciones: 8

Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas tipo María
  • 70 g de mantequilla
  • 250 g de turrón blando
  • 1 vaso de leche (200 ml)
  • 500 ml de nata para montar (35% MG)
  • 50 g de azúcar
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • Almendra crocanti o sprinkles para decorar

 

Preparación

  • Primero, trituramos las galletas hasta hacerlas polvo con una picadora, un robot o metiéndolas en una bolsa de congelados y machacándolas con el rodillo de cocina o algo por el estilo.
  • Derretimos la mantequilla en el microondas y, después, la mezclamos bien con las galletas trituradas hasta que queden completamente empapadas. Pasamos esta mezcla al molde en el que vayamos a hacer la tarta (en mi caso un molde redondo de 23 cm de diámetro, desmontable) y aplastamos bien con las manos para hacer la base y que quede bien compacta. Podéis también ayudaros de otros utensilios para compactar las galletas como puede ser el culo de un vaso. Reservamos el molde con la base en la nevera mientras preparamos el resto de la tarta.
  • Ahora, vamos a poner a hidratar las hojas de gelatina en un bol con agua fría.
  • En un cazo, echamos el turrón y la leche. Llevamos el cazo al fuego y, con ayuda de unas varillas o una espátula, vamos removiéndolo para que el turrón se deshaga con la leche. Lo tendremos a fuego medio.
  • Una vez que el turrón esté derretido, añadimos la nata y el azúcar. Seguimos removiendo con el cazo al fuego hasta que tengamos una mezcla homogénea. Apagamos el fuego.
  • Escurrimos bien las hojas de gelatina que teníamos hidratando y las añadimos a la mezcla, que estará aún bien caliente. Removemos bien para que se deshagan.
  • Sacamos el molde que teníamos reservado en la nevera y colocamos sobre la base de galletas una cuchara con el culo hacia arriba. Vamos dejando caer la mezcla que hemos hecho sobre el culo de la cuchara, para que no caiga a plomo sobre las galletas y levante la base. Una vez que tengamos toda la mezcla en el molde, dejamos que se atempere. Una vez esté a temperatura ambiente, la llevamos a la nevera y dejamos que repose un mínimo de 6 horas, aunque puede ser perfectamente de un día para otro.
  • Una vez que haya reposado, la decoramos al gusto (por ejemplo con almendra crocanti) y la desmoldamos con cuidado.
  • La servimos.

 

Quizás también te interese:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *