Receta de patatas chips caseras
Aperitivos,  Entrantes y aperitivos,  Guarniciones,  Recetas a mano,  Recetas básicas

Patatas chips caseras

Aprende a hacer en casa unas ricas patatas chips caseras como las de bolsa del supermercado. Pero estas están más buenas y son más naturales.

Las patatas chips que solemos comprar en bolsa tienen poco de natural. Ya verás como hacerlas en casa es sencillo y rápido por lo que no merece la pena comprarlas.

Las patatas chips se hacen más rápido que las patatas fritas normales y quedan buenísimas. Además, les puedes añadir distintas especias para darles un toque de sabor.

 

Las patatas chips son algo que nos gustan a muchos de nosotros… Pero las de bolsa no son nada saludables. Hoy os enseño a prepararlas caseras que no llevan nada más que patata, aceite de oliva y sal. No son una receta ligera pero si saludable en comparación con las de compra. Además, podéis añadirles las especias que queráis para darles un toque de sabor: pimentón, hierbas provenzales, orégano, ajo en polvo, cebolla en polvo… A mi la verdad es que me gustan mucho y son sencillísimas de hacer. ¡No os las podéis perder!

 

 

Ahora si quieres aprender a preparar esta receta, te dejo el vídeo que preparé para mi canal de Youtube. Pero debajo también te dejo los ingredientes y la preparación escritos.

 

 

Tiempo de preparación Raciones Dificultad
15 minutos Variable Baja

 

Ingredientes

  • Patatas lavadas y peladas (la cantidad depende de la cantidad de chips que queráis hacer)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Opcional: especias al gusto

 

Preparación

  • Primero, cortamos en rodajas muy finas la patata con ayuda de una mandolina. Yo uso la mandolina Speedy Mando de Tupperware que va muy bien y es muy segura, sobretodo para usar con niños. Es muy importante cortar las patatas con mandolina para que queden muy crujientes como las chips.
  • Preparamos una sartén con abundante aceite y cuando esté bien caliente vamos añadiendo las patatas una a una, hasta tener unas cuantas en la sartén. Las haremos a fuego fuerte y las movemos un poco para que se empapen enteras de aceite. Cuando estén un poco doradas y el aceite deje de burbujear, las sacamos con una espumadera escurriéndolas bien. Después, las pasamos a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Cuando tengamos todas las patatas hechas, las salamos al gusto y ya podemos comerlas.

Nota: podéis especiarlas para darles distintos sabores. Para conservarlas unos días crujientes, podéis guardarlas en bolsas de plástico bien cerradas o en una caja de hojalata.

 

Quizás también te interese:

 

 
Ahora puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook ‘Recetas de cocina fáciles y deliciosas: postres, comida, Thermomix…‘ y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡Pero también podéis compartir vuestras propias recetas!
 

Mis redes sociales:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *