Receta de cheesecake de Oreo sin horno
Postres,  Recetas a mano,  Recetas con chocolate,  Recetas dulces,  Tartas

Cheesecake de Oreo sin horno

Esta cheesecake de Oreo sin horno es una de las tartas más sabrosas que he probado. ¡A todo el mundo le suele gustar!

 

Si os gustan las galletas Oreo, esta cheesecake de Oreo os va a encantar. Es una tarta riquísima con la que vais a quedar muy bien con los invitados que tengáis porque os aseguro que tiene un sabor estupendo. Es de esas tartas que suele gustarle a todo el mundo. Además, esta cheesecake o tarta de queso no necesita horno para prepararla por lo que es aún más rápida y más sencilla de hacer que otras tartas de queso.

Ahora, os dejo el vídeo paso a paso que preparé para mi canal de Youtube. Pero debajo también os dejo los ingredientes y la preparación escritos.

Tiempo de preparación: 30 minutos + reposo

Raciones: 8-10

Dificultad: media

 

Ingredientes

  • 2 paquetes de galletas Oreo (480 gr aprox en total)
  • 90 gr de mantequilla sin sal
  • 500 gr de queso crema tipo Philadelphia
  • 600 ml de nata para montar (35% MG mínimo, 200 gr serán para la ganache final)
  • 150 gr de azúcar blanco
  • Unas gotas de aroma de vainilla (como una cucharadita)
  • 200 gr de chocolate con leche o negro tipo fondant
  • Decoración al gusto (por ejemplo, mini oreo)

 

Preparación

  • Primero, trituramos un paquete de galletas Oreo con ayuda de un procesador de alimentos o, si no tenemos, las metemos en una bola de congelados tipo zip, le quitamos el aire, la cerramos y las machacamos con ayuda de una botella o de un rodillo de cocina. Yo suelo hacer este paso con el Turbo Chef de Tupperware Echamos las galletas trituradas en un bol y las mezclamos con la mantequilla previamente derretida unos segundos en el microondas. Las mezclamos bien hasta que estén completamente empapadas con la mantequilla.
  • Vertemos las galletas con la mantequilla en el molde en el que vayamos a formar la tarta (para esta tarta uso un molde desmontable de 20 cm de diámetro) y las aplastamos para que quede una base bien compacta. Yo me suelo ayudar de un vaso o de una espátula plana para dejarla bien apretada. Reservamos el molde en la nevera.
  • Ahora, vamos a preparar el relleno. Yo me ayudo del Easy Speedy de Tupperware pero podéis usar unas varillas de mano, unas varillas eléctricas o un robot amasador con el accesorio del globo. En el bol ponemos el queso tipo crema y lo batimos bien, hasta que se ablande.
  • Cuando se haya ablandado, añadimos el azúcar y una cucharadita de esencia de vainilla y lo batimos todo bien. Después, añadimos 400 ml de la nata y batimos hasta que todo el relleno nos quede bien consistente.
  • En un mortero, machacamos el otro paquete de galletas Oreo sin que queden demasiado pequeñas pero tampoco trozos muy grandes. Mezclamos las galletas con el relleno de la tarta con ayuda de una espátula.
  • Vertemos el relleno de la tarta sobre la base de galletas Oreo que teníamos en el molde reposando en la nevera y lo acomodamos bien. Llevamos el molde nuevamente a la nevera mientras vamos a preparar la ganache.
  • Para la ganache, vamos a calentar 200 ml de nata en un bol apto para microondas hasta que hierva (aproximadamente 2 minutos o 2 minutos y medio). Sacamos el bol del microondas y añadimos el chocolate tipo fondant. Dejamos que repose un minuto y pasado ese tiempo lo mezclamos todo bien con la nata para que se derrita por completo.7
  • Vertemos la ganache por encima de la tarta que tenemos reposando en la nevera. Para evitar que se nos levante el relleno de la tarta, vamos echando la ganache sobre el culo de una cuchara para que resbale con suavidad sobre el relleno.
  • Ahora, llevamos la tarta a la nevera un mínimo de 6 horas aunque mejor de un día para otro.
  • Justo antes de servirla, la desmoldamos y la decoramos al gusto.

 

Quizás también te interese:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *